Nosotros

Volver a los orígenes, al diseño original, al corazón del creador es el clamor del Espíritu que con mucha insistencia está llevando a la iglesia a volver a la ruta de la senda que perdimos. Sin lugar a dudas una de esas rutas que necesitamos redescubrir es la de la adoración genuina.

En medio de este desafío del Espíritu hacia la iglesia de volver a los principios del reino, RAD School of Worship ha aceptado la asignación encomendada por Dios, de brinda herramientas para que la iglesia viva, más que solo el culto, la cultura de la adoración dentro y fuera del templo.

En RAD School of Worship, creemos que al igual que la mujer mencionada en el capitulo cuatro del evangelio de Juan, la iglesia está entendiendo que su adoración al Creador no se debe limitar a una actividad, tiempo o espacio definidos. Esto, no solo apocaría su comunión intima con Dios, sino que le impediría llevar a cabo su gran comisión.

Toda persona que desea desempeñar un ministerio acá en la tierra, deberá vivir en comunión con el cielo. En otras palabras, tendrá que resolver sus “problemas de adoración”, de la mano del Espíritu Santo.